7.10.2011

Hay un paso

Putos pies y manos, putos tus músculos ligeros graciosamente troquelados.


Odio tu piel difuminada por su calor y odio haberla tocado dos veces. Odio sólo recordar una. Odio tu pelo, nido fecundo de mis ideas de sexo y oscuras aspiraciones de amor. Odio tus pezones de niño y tu barbilla de niño, y tu risa de niño al que cuidaría. Te odio lejos, en cuna de insomnios ajenos. Nos odio en el reencuentro, arbitrarios y esparcidos en el tiempo, desafortunados. Aunque hoy es placer el que no respondas, así podré enredarme sin escrúpulos en esta pasión negativa y nadar en tequila hasta encharcar mis pulmones. Odio tu polla ausente de payaso. Tu mirada eléctrica, retina de hiel, tu mirada también la odio.

14 comentarios:

  1. Hostias!! Qué fuerte, odiar tanto igual es no haber dado un buen paso. Una cosa es odiar un entero, y otra a cachos, en el que ni polla, ni ojos, ni boca... Ufff, este mejor que se pierda...
    Abrazos Loba!!!

    ResponderEliminar
  2. Sucede, la pasión se me hace así de irracional, incomprensible, inconsistente...Mejor q se pierda, tienes razón jaja

    Lunática, un paso, por decir algo, más bien parece un tropezón o una buena hostia.

    ResponderEliminar
  3. He leído tres veces la palabra NIÑO en tu texto. Quizá ese fue el problema, ya sabes.

    Ah, perdona el humor negro xD

    besos!

    ResponderEliminar
  4. Advenedizo, es que donde pongo el ojo pongo la bala, no doy una xD No te preocupes por el humor, que es negro pero light. Saludo!

    ResponderEliminar
  5. Y en ese odiar parace haber un amor terrible.

    Bah, terrible, amor, odio, lo mismo.

    Saludos, me encantó, me golpeó.

    ResponderEliminar
  6. "Putos pies y manos, putos tus músculos ligeros graciosamente troquelados."
    He leído textos de odio pero alguno no llegan a transmitir (valga la redundancia) odio. Este texto odia, golpea de impotencia, da ganas de escupir una cara o patear un tacho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. El Escritor, no sé que es más terrible, el amor, el odio, o que ambos puedan ser lo mismo...Saludo :)

    Imilce, las pasiones destructoras son bastante poéticas, por eso nos gustan tanto ;)

    Tuky, tú lo has dicho: Impotencia. Un abrazo

    ResponderEliminar

  8. Muy lindo e interesante tu blog, amiga.
    Cuando quieras refugiarte en buenas baladas de ayer, hoy y siempre en todos los idiomas y géneros te invito a visitar mi blog y también escucharme.
    Desde éste Sábado 9, nuevas voces de España.
    http://baladasmp3.blogspot.com
    Te espero.
    Beto, desde Rosario-Argentina.

    ResponderEliminar
  9. Y le dijo Odin a Frigga apuntandole al cuello con su lanza gugnir. "Odiada Diosa de los vanes,por fin te tengo en mi lanza, y hoy, hoy por fin te mataré porque te odio"
    y Frigga miro al único ojo de Ódín y de dijo con su dulce voz de diosa del norte, "aprieta fuerte el hierro contra el cuello y matame si tanto es tu odio, hazlo antes de recordar que el Odio y el Amor son hermanos gemelos amamantados por el mismo pecho"
    - Odín la miro a los ojos, levanto la sagrada pica Gugnir. No la mató. La besó como nunca nadie jamás a besado a nadie.

    un beso

    ResponderEliminar
  10. Carlos, parece un tema bastante común éste el de las pasiones encontradas, o confundidas... Saludo

    ResponderEliminar
  11. Loba, no me molesta que odies, pues del odio nacen cosas muy interesantes, es una emoción más, pero de las fuertes.
    Un beso.
    Humberto.

    ResponderEliminar

Ladridos